Aquí el estilo nórdico o escandinavo nos encanta, porque además de ser acojedor, funcional y sencillo, combina a la perfección lo moderno con lo antiguo, integrando tanto muebles lacados blancos con maderas rústicas de color claro.

Esta casa del 1913 se divide en 2 plantas y está situada al norte de Copenhagen donde vive una familia de 5. Su esquema cromático entre el blanco y negro junto estas maderas le aportan el equilibrio perfecto para conseguir una atmósfera límpia, sofisticada y a la vez cálida.

Fotografías de La maison d' Anna G.

Comparte este post

Comentarios (0)

No hay comentarios en este momento