Novedades

  • Banco Breste, azul
    Banco Breste, azul

    Banqueta acolchada y tapizada en tela Varese en tonalidad azul, que...

    166,00 €
  • Banco Breste, beige
    Banco Breste, beige

    Banqueta acolchada y tapizada en tela Varese en tonalidad beige, que...

    166,00 €
  • Banco Breste, mostaza
    Banco Breste, mostaza

    Banqueta acolchada y tapizada en tela Varese en tonalidad mostaza, que...

    166,00 €
  • Lámpara de techo Jarpen, blanco
    Lámpara de techo Jarpen, blanco

    Lámpara de techo formada por una pantalla metálica de color blanco...

    214,00 €
  • Lámpara Lyon
    Lámpara Lyon

    Lámpara de techo que será el centro de atención en la decoración de tu...

    360,00 €
  • Jarrón Spots Ø15,5cm
    Jarrón Spots Ø15,5cm

    Jarrón de diseño elegante y atemporal, hecho de cerámica con un patrón...

    27,00 €
  • Lámpara Goa, blanco
    Lámpara Goa, blanco

    Lámpara de techo de estilo nórdico, con un diseño sencillo que no pasa...

    142,00 €

Alfombra Bereber, un nuevo básico en la decoración del hogar

Las alfombras beréberes se han convertido en todo un ‘must have’ decorativo. Es una auténtica adicción la que tengo a esta maravilla de alfombras, todas con acabados únicos, de una textura suave y agradable y perfectas para acompañar la decoración de cualquier estancia de nuestro hogar.

¿Pero conoces el origen de la alfombra que se ha convertido en la tendencia más fuerte dentro de los textiles en el estilo nórdico?

La historia de las tribus beréberes

Su origen proviene de las mujeres Beni Ouarain –nombre que define a un grupo de diecisiete tribus bereberes dedicadas al pastoreo y también a la zona que habitan: el nordeste de las montañas del Atlas Medio marroquí– llevan tejiendo estas alfombras desde hace siglos como forma de subsistencia y para utilizarlas como colchones y mantas frente a las gélidas temperaturas de la región en invierno.

Se realizan a mano en telares rústicos de madera con lana pura de oveja, un material que las hace muy suaves. Cada alfombra es totalmente irregular y, por tanto, una pieza única.

Sobre el tono crema, de reflejos dorados, que da la lana natural se trazan motivos tribales geométricos en marrón, hechos con lana de este color procedente, por ejemplo, del cuello del animal, o en negro, con lana teñida con productos naturales como corteza de árbol.

Actualmente este modelo de alfombra, al hacerse tan popular, ha sido imitado por diferentes marcas y podemos encontrarlas en diferentes formatos y colores. Obviamente las auténticas tienen un acabo rústico y unas gradaciones de color muy variadas debido a la inestabilidad de los tintes naturales que son usados para darlas color y las hacen exclusivas y valiosas.


Las alfombras Beni Ouarain se han convertido en un icono decorativo en todo el mundo. 

Tanto la alfombra de estilo clásico, de color crema y con detalles geométricos en diferentes gamas de gris, como las actuales versiones más coloridas que encontramos en el mercado, todas ellas tienen un encanto especial y se convierten en las protagonistas allá donde decidamos colocarlas, ya que encajan tanto en el salón, como en la cocina, el dormitorio, en el pasillo e incluso en el baño. Además, en ambientes nórdicos es muy habitual incluir detalles de otras culturas, especialmente de la marroquí.

La alfombra berebere tiene el poder de conseguir un efecto decorativo impactante, elegante y muy hogareño, por eso no es de extrañar que hayan ido directas a la listas de básicos en decoración de hogar.



Vía.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario: